¿Es indispensable el RFC en México?

Como en todo país con un aceptable índice de organización, México exige múltiples documentos a sus ciudadanos para que puedas desarrollar diversas actividades fundamentales para la vida diaria. Esto, claro está, adopta una importancia mayor en una nación como la de América del Norte, que históricamente es conocida por su impresionante densidad poblacional.

En México, el 12do país más poblado del mundo, las autoridades deben velar, día tras día, por que las personas cumplan con sus responsabilidades en la nación. De lo contrario, una nación como la azteca –que cuenta con unos 130 millones de habitantes  en la actualidad según estimaciones de diferentes organismos, como la Organización de las Naciones Unidas (ONU)- sería un completo desorden, aunque ya existe quienes consideran que, efectivamente, lo es.

Uno de los puntos que lleva mucho cuidado es el de las responsabilidades fiscales, es decir los impuestos que le corresponde pagar a los ciudadanos que habitan dentro de las fronteras mexicanas. Y es que de esto, lógicamente, depende gran parte del presupuesto anual de la nación, que a su vez debe ser invertido –más allá de las siempre existentes denuncias de corrupción e incapacidad por parte de los funcionarios públicos– en áreas fundamentales para la vida diaria de los ciudadanos en general, independientemente de su condición social, raza, género, religión y corriente de pensamiento.

Documento clave

Para el fiel cumplimiento de las responsabilidades fiscales, existe un documento que, de alguna manera, logra que las autoridades cuenten con un registro fidedigno de todas las personas que cumplen con los parámetros necesarios para pagar impuestos año tras año, así como de aquellos que, pese a no entrar en ese grupo actualmente, podrían ser potenciales declarantes de cara al futuro, pues desempeñan actividades económicas.

Se trata del Registro Federal de Contribuyentes, conocido como el RFC gracias a sus siglas, un documento indispensable para poder realizar cualquier tipo de actividad económica dentro del territorio mexicano, que a pesar de contar con grupos que viven en extrema pobreza se caracteriza por tener importantes sectores productivos, fundamentales para la estabilidad financiera de la nación.

En la actualidad, el RFC puede tramitarse tanto de manera presencial como a través de Internet. El trámite no tiene costos significativos, además de los que naturalmente puede conllevar, como transporte, copias, impresiones, etc… Sacar el documento, claro está, es indispensable, ya que permite actual en el marco de la legalidad y, además, te acreditara como una persona que puede apoyar económicamente a la nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *