El RFC, un trámite obligatorio

El Registro Federal de Contribuyentes (RFC) es un código alfanumérico asignado por el SAT para realizar trámites fiscales y de carácter obligatorio para todas las personas físicas o morales dentro del territorio mexicano.

Este registro puede tramitarse por Internet, que es la manera más fácil y cómoda,  o a través de las oficinas del Servicio de Administración Tributaria (SAT). Para las personas físicas debe incluir datos personales del contribuyente como nombre y fecha de nacimiento, y en el caso de las personas morales debe incluir nombre y fecha de constitución.

El RFC, un trámite obligatorio

Clasificación en el RFC

Como ya hemos dicho, toda persona dentro del territorio mexicano debe realizar este trámite, sin embargo, existen distintos porcentajes para los contribuyentes, de acuerdo a las ganancias que perciben al mes. El RFC está conformado por dos grandes sectores, uno lo conforman todos aquellos que perciben un pago a cambio de sus servicios laborales a una empresa (personas físicas); y el otro sector está conformado por las empresas constituidas por medio de la inversión privada (personas morales).

El RFC permite identificarse ante la Hacienda Mexicana como personas físicas o morales, pero no ante el Estado, donde la clave de identificación correspondiente es la CURP (Clave Única de Registro de Población), necesaria además para confirmar nuestra identidad ante dependencias tanto públicas como privadas.

Tanto la CURP como el RFC están establecidos dentro de la burocracia habitual y pueden realizarse con facilidad telemática, desde la comodidad del hogar o bien, desde cualquier dispositivo que tenga conexión a Internet.

Otras de las ventajas telemáticas es que puede utilizarse en cualquier momento y durante cualquier día del año. Para ambos registros, existe la opción de dirigirse a los módulos de atención habilitados para este fin, pero si dispones de conexión a Internet, resultará más sencillo realizar las consultas a través de un dispositivo.

¿Qué hacer en caso de no poseer ninguna de las claves?

En primer lugar se debe realizar el trámite de la CURP, ya que ésta será necesaria para sacar el RFC.

Para sacar la CURP se debe contar con los siguientes requisitos:

  • Copia certificada del Acta de Nacimiento
  • Documento de Identidad
  • Carta de naturalización y/o documento de situación migratoria (de ser el caso)
  • En el caso de menores de edad, el trámite deberá hacerlo los padres o tutores del mismo
  • Los extranjeros en situación legal, pueden dirigirse al Instituto Mexicano de Inmigración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *