El RFC, un trámite obligatorio

El Registro Federal de Contribuyentes (RFC) es un código alfanumérico asignado por el SAT para realizar trámites fiscales y de carácter obligatorio para todas las personas físicas o morales dentro del territorio mexicano.

Este registro puede tramitarse por Internet, que es la manera más fácil y cómoda,  o a través de las oficinas del Servicio de Administración Tributaria (SAT). Para las personas físicas debe incluir datos personales del contribuyente como nombre y fecha de nacimiento, y en el caso de las personas morales debe incluir nombre y fecha de constitución.

El RFC, un trámite obligatorio

Clasificación en el RFC

Como ya hemos dicho, toda persona dentro del territorio mexicano debe realizar este trámite, sin embargo, existen distintos porcentajes para los contribuyentes, de acuerdo a las ganancias que perciben al mes. El RFC está conformado por dos grandes sectores, uno lo conforman todos aquellos que perciben un pago a cambio de sus servicios laborales a una empresa (personas físicas); y el otro sector está conformado por las empresas constituidas por medio de la inversión privada (personas morales).

El RFC permite identificarse ante la Hacienda Mexicana como personas físicas o morales, pero no ante el Estado, donde la clave de identificación correspondiente es la CURP (Clave Única de Registro de Población), necesaria además para confirmar nuestra identidad ante dependencias tanto públicas como privadas.

Tanto la CURP como el RFC están establecidos dentro de la burocracia habitual y pueden realizarse con facilidad telemática, desde la comodidad del hogar o bien, desde cualquier dispositivo que tenga conexión a Internet.

Otras de las ventajas telemáticas es que puede utilizarse en cualquier momento y durante cualquier día del año. Para ambos registros, existe la opción de dirigirse a los módulos de atención habilitados para este fin, pero si dispones de conexión a Internet, resultará más sencillo realizar las consultas a través de un dispositivo.

¿Qué hacer en caso de no poseer ninguna de las claves?

En primer lugar se debe realizar el trámite de la CURP, ya que ésta será necesaria para sacar el RFC.

Para sacar la CURP se debe contar con los siguientes requisitos:

  • Copia certificada del Acta de Nacimiento
  • Documento de Identidad
  • Carta de naturalización y/o documento de situación migratoria (de ser el caso)
  • En el caso de menores de edad, el trámite deberá hacerlo los padres o tutores del mismo
  • Los extranjeros en situación legal, pueden dirigirse al Instituto Mexicano de Inmigración

Imprimir RFC por segunda vez

Imprimir RFC por segunda vez

Imprimir RFC por segunda vez puede convertirse en algo muy complicado si no sabes qué es lo que debes hacer. Lo malo es que muchas veces, aunque hables a la línea de atención del SAT, los operadores no resuelven tu duda por completo, ya que dan por hecho de que en esta época todas las personas saben manejar perfectamente una computadora.

Si bien es cierto que los equipos de cómputo han venido a revolucionar nuestras vidas, no sólo en el ambiente laboral, sino también en nuestros hogares, aún hay muchos individuos que no están familiarizados con varios conceptos de Internet.

Lo que intento decir es que un alto porcentaje de gente que se conecta a diario a la web, utilizando su teléfono celular o un equipo de cómputo tradicional, lo hace únicamente para iniciar sesión en sus cuentas de redes sociales o simplemente para verificar su bandeja de entrada del correo electrónico.

Es decir, no se han dado el tiempo necesario para explorar otras páginas o portales de Internet como es el caso de: www.sat.gob.mx, la dirección web del Servicio de Administración Tributaria.

Dicho sitio ha tenido varias modificaciones desde el momento en el que fue creado. Por ejemplo, al principio sólo era utilizado como medio de información hacia los contribuyentes. No obstante, en el año 2013, se comenzó a permitir la preinscripción del RFC.

Meses más tarde también se habilitó la función de obtención del RFC con CURP. Como era de esperarse, este método para convertirse en contribuyente es y ha sido uno de los preferidos, pues el interesado al poner su Clave Única de Registro de Población, se ahorra el llenado de algunos puntos importantes del formulario que a la postre permitirá el que la gente del SAT pueda calcular RFC.

Para poder imprimir RFC una segunda ocasión, es necesario que la persona tenga a la mano un ordenador que sea capaz de conectarse a la web. Posteriormente debe colocar en la barra de direcciones la página a la que hicimos mención párrafos atrás.

Una vez ahí, es necesario que entres a la sección de “Trámites y Servicios” en donde se encuentra la casilla de acceso denominada simplemente como “Mi Portal. De acuerdo a lo que nos han reportado durante la última semana, algunos de los internautas que tratan de ingresar a dicha sección, han tenido problemas, pues no debemos olvidar que la página ha sido actualizada recientemente y además estamos a punto de las elecciones federales, con lo que cierto contenido del portal será modificado.

Por tal razón, te dejaremos el enlace directo aquí: https://www.siat.sat.gob.mx/PTSC/index.jsp?opcion=0

En el primer renglón tendrás que escribir correctamente tu RFC con homoclave y en la casilla de abajo colocarás la contraseña que hayas escogido. Luego debes buscar el enlace de “Acuses del RFC” y posteriormente elegir “Registro Federal de contribuyentes”.

Automáticamente serás enviado a una nueva pantalla en donde se habilitará el botón de “Generar CIF”. Da clic en él y aguarda hasta que se muestre la copia digitalizada de tu Cédula de Identificación Fiscal. Ese documento ya estará listo para imprimir o almacenarse en tu computadora.

¿Un extranjero puede solicitar el RFC mexicano?

Quien haya residido en México por algunos meses, debe haber escuchado, al menos en una ocasión, del Registro Federal de Contribuyentes, conocido popularmente como el RFC gracias a sus siglas.

¿Un extranjero puede solicitar el RFC mexicano?

Este documento, claro está, es esencial tanto para cualquier ciudadano, ya que le permitirá hacer diferentes actividades fundamentales para la vida diaria, como para las autoridades. Y es que esta suerte de ficha les permite a los organismos gubernamentales competentes poseer un fiel registro de quienes cumplen con los parámetros establecidos para declarar sus impuestos año tras año.

Además, la RFC también sirve para que el estado tenga un registro fidedigno de todas y cada una de las personas que realicen una determinada actividad económica en el país, a pesar de que no cumplan con los parámetros de ganancia necesarios para ser considerados como declarantes en un plazo inmediato.

México, el 12do país más habitado del mundo, necesita –lógicamente- que sus ciudadanos cumplan fielmente con sus responsabilidades fiscales, ya que eso tiene un gran peso dentro del presupuesto anual de la nación, que cuenta con 127.6 millones de personas dentro de sus fronteras según el último censo de carácter oficial, que se llevó a cabo en los meses finales del año 2016.

Indispensable para todos

Ante este panorama, lógicamente los extranjeros también deben tramitar el Registro Federal de Contribuyentes. De hecho, tener este documento es la única forma que les permitirá realizar actividades económicas en suelo mexicano sin quebrantar los marcos legales de la nación, que con el tema migratorio suele ser bastante exigente, a pesar de que en otras áreas la negligencia sea el pan de cada día.

De hecho, cualquier turista extranjero que vaya a solicitar una factura cuenta con un RFC genérico, el cual han suministrado las autoridades aztecas a todos aquellos que realizan actividades comerciales, que son muchos, claro está. Y es que México, a pesar de que tiene grandes problemas típicos de las sociedades de América Latina, tiene en su sistema económico rastros del capitalismo estadounidense, por lo cual importantes sectores empresariales y productivos tienen una gran influencia en la estabilidad financiera de la nación.

Claro está, para tramitar el Registro Federal de Contribuyentes los extranjeros deben seguir mecanismos distintos a los nativos, que para hacerle tienen que presentar otros documentos definidos como obligatorios por las autoridades del país que en la actualidad preside Enrique Peña Nieto, quien está próximo a entregar su mandato.

Consultar RFC fiscal

El Registro Federal de Contribuyentes (conocido por los habitantes de la República Mexicana como RFC) es una clase de documentación que se le entrega a los ciudadanos que de alguna u otra forma tienen participación activa dentro de la economía del país.

Cabe hacer notar el hecho de que en esta definición se deben anexar también a las personas que tienen su domicilio en otros territorios, pero que a su vez hacen negocios con mexicanos, ya sea por la importación o exportación de mercancías.

Para nadie que sabe cómo se maneja la economía del país es un secreto que el Servicio de Administración Tributaria, fue una dependencia creada por la SHCP, con el propósito de sintetizar los procesos de adición de nuevos contribuyentes, así como la recaudación de impuestos.

El SAT exige que toda aquella persona mayor de 18 años que empieza a trabajar cumpla con la metodología para darse de alta y así empezar a sufragar los tributos que le imponga la ley, tomando como referencia el sector o la categoría en donde se encuentra inscrito.

Por eso, es muy importante que al momento en el que quieras conseguir tu RFC con homoclave, llenes el formulario con muchísima atención y cuidado. Dentro de la página de “Trámites y Servicios” hallarás un enlace denominado como “Simulador”.

Esta herramienta sirve precisamente para que te prepares adecuadamente y así puedas conocer cada una de las preguntas que vienen en el cuestionario. La primera parte está integrada por la sección de información general. En este sector tendrás que escribir tu nombre completo, fecha de nacimiento y domicilio fiscal.

Después continuarás leyendo las siguientes páginas en donde se te preguntará la cantidad de ingresos que percibes. Después presiona el botón de “Enviar” y listo, lo único que falta es esperar a que las autoridades te envíen un mensaje a tu correo electrónico dándote el número de serie con el que podrás pasar a recoger tu CIF.

Por otra parte, si te registras con la opción de RFC con CURP la entrega de tu recibo y de la propia CIF se hacen completamente en línea, aunque eso sólo lo pueden llevar a cabo quienes reciben un salario fijo.

Finalmente, para cerrar esta entrada, nos gustaría dedicar un par de párrafos a aclarar una confusión que ha surgido en Internet y que tiene que ver directamente con la manera en la que se puede consultar RFC fiscal.

Hay un sector que piensa que eso es totalmente diferente a consultar RFC de la manera tradicional. Cuando lo cierto es que ambas son lo mismo. Como ya mencionamos, el registro Federal de contribuyentes funciona para saber el número total de empresas o personas que deben pagar impuestos de manera periódica.

Por lo tanto, al hablar de RFC fiscal se está haciendo mención de manera indirecta al mismo documento y por lo tanto las opciones para imprimir el RFC son las mismas.

Hay que entrar a este enlace: https://rfc.siat.sat.gob.mx/PTSC/RFC/menu/?opcion=4 y llenar el formulario con los datos que el sistema los pide (nombre de usuario y contraseña). Luego dar clic en entrar y por último en “Generar CIF”. Lo que obtendremos será un archivo de imagen con extensión JPEG.

¿Es indispensable el RFC en México?

Como en todo país con un aceptable índice de organización, México exige múltiples documentos a sus ciudadanos para que puedas desarrollar diversas actividades fundamentales para la vida diaria. Esto, claro está, adopta una importancia mayor en una nación como la de América del Norte, que históricamente es conocida por su impresionante densidad poblacional.

En México, el 12do país más poblado del mundo, las autoridades deben velar, día tras día, por que las personas cumplan con sus responsabilidades en la nación. De lo contrario, una nación como la azteca –que cuenta con unos 130 millones de habitantes  en la actualidad según estimaciones de diferentes organismos, como la Organización de las Naciones Unidas (ONU)- sería un completo desorden, aunque ya existe quienes consideran que, efectivamente, lo es.

Uno de los puntos que lleva mucho cuidado es el de las responsabilidades fiscales, es decir los impuestos que le corresponde pagar a los ciudadanos que habitan dentro de las fronteras mexicanas. Y es que de esto, lógicamente, depende gran parte del presupuesto anual de la nación, que a su vez debe ser invertido –más allá de las siempre existentes denuncias de corrupción e incapacidad por parte de los funcionarios públicos– en áreas fundamentales para la vida diaria de los ciudadanos en general, independientemente de su condición social, raza, género, religión y corriente de pensamiento.

Documento clave

Para el fiel cumplimiento de las responsabilidades fiscales, existe un documento que, de alguna manera, logra que las autoridades cuenten con un registro fidedigno de todas las personas que cumplen con los parámetros necesarios para pagar impuestos año tras año, así como de aquellos que, pese a no entrar en ese grupo actualmente, podrían ser potenciales declarantes de cara al futuro, pues desempeñan actividades económicas.

Se trata del Registro Federal de Contribuyentes, conocido como el RFC gracias a sus siglas, un documento indispensable para poder realizar cualquier tipo de actividad económica dentro del territorio mexicano, que a pesar de contar con grupos que viven en extrema pobreza se caracteriza por tener importantes sectores productivos, fundamentales para la estabilidad financiera de la nación.

En la actualidad, el RFC puede tramitarse tanto de manera presencial como a través de Internet. El trámite no tiene costos significativos, además de los que naturalmente puede conllevar, como transporte, copias, impresiones, etc… Sacar el documento, claro está, es indispensable, ya que permite actual en el marco de la legalidad y, además, te acreditara como una persona que puede apoyar económicamente a la nación.

Elementos y consulta de CURP

Elementos y consulta de CURP

El tramite de CURP continúa siendo gratis tanto para los que lo tramitan a través de las embajadas y consulados mexicanos (es decir, los connacionales que viven en el extranjero) como para las personas que viven en el país. La Clave Única de Registro de Población, te servirá para identificarte en cualquier lugar, ya sea una empresa nacional o una extranjera, pues es como si se tratara de una extensión de tu acta de nacimiento.

Cada vez son más las personas que se ven en la necesidad de realizar una revisión de su constancia en línea. Nos estamos refiriendo a las consultas de CURP. Éstas pueden ocurrir principalmente por dos motivos distintos: en el instante en el que una persona extravía su constancia. Esta situación sucede por varios motivos, por ejemplo, cuando hay una mudanza a otro lugar. A veces también pasa que las autoridades gubernamentales se toman la libertad de generar la CURP online, debido a que muchas oficinas se encuentran conectadas directamente con el RENAPO. Entre las instituciones que realizan esta labor de manera casi automática destacan el Seguro Social y la SEP. Hace algunos años, los módulos se quedaban sin papelería oficial, por lo que le aconsejaban al solicitante que obtuviera una copia de este documento a través de Internet.

El acomodo de los elementos de la Clave Única de Registro de Población, debe iniciar forzosamente con la letra inicial del apellido del padre, así como con la primera vocal interna del mismo. En la casilla número tres se pone la inicial materna y finalmente la inicial que corresponde al nombre de pila, para que al final las primeras cuatro casillas queden llenas por completo. En algunos casos, las personas que se van a registrar, sólo cuentan con un apellido. SI llegara a presentarse este escenario, los funcionarios del RENAPO pondrán una letra “X” para llenar ese espacio.

Se recomienda que te aprendas el orden correcto de las letras y números que integran a este código, pues de esa manera tendrás la oportunidad de identificarte más rápidamente ante cualquier persona que te lo solicite. A esto se le denomina: calcular la CURP.

Las oficinas del Registro Civil de cada estado han sufrido ciertas modificaciones en los últimos tiempos, dado a que ahora una infinidad de trámites se pueden realizar a través de Internet. Por eso, debes saber que cuando uno de esos funcionarios va a consultar CURP gratis, tiene que colocar el nombre de la entidad federativa en donde se generó tu acta de nacimiento.

Desde luego, hay un tipo de información que no debe faltar en la CURP, por ejemplo, la fecha de tu cumpleaños, el género al que perteneces y las siglas que identifican a tu entidad federativa.

El dígito verificador en el cálculo de la CURP, es un elemento que se adiciona de forma aleatoria, ya que no tiene nada que ver con el documento de identidad que presentes.

Por su parte, los espacios numerados del 14 al 16, corresponden a las primeras consonantes internas de tu apellido paterno, apellido materno y nombre respectivamente, pues sin estos datos no hay elementos para utilizar la fórmula con la que se obtiene la CURP.

En 1996 las autoridades encargadas de la elaboración de las constancias de la CURP, dijeron que progresivamente esta combinación alfa numérica se iría agregando a los documentos que tuvieran validez oficial, tanto a nivel local como federal. Hoy en día, eso puede verse gracias a que esta clave se aprecia en los nuevos formatos de copias certificadas de actas de nacimiento y en las credenciales para votar del INE.

Poco a poco la CURP ha ido ganando terreno, pues en ese código se encuentran condensados nuestros datos personales. De hecho, muchas personas les gustaba porque era un instrumento sumamente portátil. No obstante, desde que se anunció la creación del nuevo formato de CURP 2017, las personas se mostraron un poco reticentes, ya que ahora la constancia únicamente será válida si se presenta en su tamaño completo, o sea, impresa en una hoja de papel bond blanco tamaño carta.

Las escuelas también se han visto beneficiadas con la inclusión del CURP gratis dentro de la base nacional de datos de la Secretaría de Educación Pública. Hoy en día, lo más sencillo es solicitar una constancia de estudios, ya que, con sólo ingresar el número del estudiante, el sistema arrojará el documento correcto.

En las oficinas del Registro Civil se puede usar la CURP para pedir cualquier tipo de acta, ya sea de nacimiento, matrimonio, de adopción o de defunción. El único requisito indispensable que deberás cumplir, será el de identificarte como uno de los familiares cercanos, en caso de que el documento sea de un tercero.

La situación de los adultos mayores en México, es algo que les interesa a las autoridades federales, es por ello que todo asunto relacionado con la seguridad social, también puede ser verificado al momento de consultar mi CURP. Con él es posible abrir una cuenta de Afore en el banco que ofrezca las mejores condiciones y rendimientos óptimos.

Otro punto importante a considerar es que, gracias a la creación de nuevos canales virtuales, muchas personas obtienen empleo sin tener que salir de sus casas. Al hacer una búsqueda de CURP por Internet, es posible tener el código alfanumérico almacenado en el ordenador, para anexarlo al currículum. Esa es una forma fácil de que las empresas puedan cerciorarse de que están tratando con una persona real.

En caso de que te interese cumplir con tu servicio militar, para obtener la Cartilla del Servicio Militar Nacional, debes ponerte en contacto con las fuerzas armadas un año antes de que cumplas la mayoría de edad. Posteriormente en el sorteo se determinará si exentas o tendrás que realizar una actividad en particular. Cualquiera que sea el caso, te pedirán que presentes una constancia CURP a color o en escala de grises.

El servicio y la página oficial de “consultas CURP” funciona las 24 horas del día y se puede acceder a ella desde una computadora que tenga conexión a Internet, o bien desde un dispositivo móvil.

En estado de emigración puedes gestionar el CURP

En estado de emigración puedes gestionar el CURP

Si un mexicano se encuentra fuera de su país por alguna razón de igual forma deberá tramitar su Clave única de registro de información (CURP).

A través del CURP, es que un mexicano puede efectuar procesos administrativos, es por tal razón que igual si se está en otro país se hace sumamente importante poder tenerlo y más aún si se quiere estar legal ante cualquier evento presentado en forma improvista.

Como por ejemplo si llegase a surgir estando fuera algún problema con la justicia: Es indispensable tener a la mano este documento porque es el único por donde puede elaborase un documento legal de si tiene tuvo ha tenido en su vida que rendir cuentas ante la justicia de algún país en particular de México.

Las siguientes instrucciones te darán la tranquilidad de realizar tu CURP desde el país que te encuentres a través del Internet.

Pasos a seguir:

  1. Acceda al Registro Nacional de Información (RENAPO) en el link. http://www.renapo.gob.mx/Swb
  2. Selecciona la opción Servicios Consulta tú
  3. Vaciar todos los datos solicitados por el sistema y este desplegará una pantalla donde podrá revisar y verificar toda la información mostrada.
  4. Pasar a guardar o Imprimirlo siempre que aparezcas en sistema.

Es importante destacar que cuando un individuo mexicano nunca solicito su registro o no aparece por alguna otra razón deberá de igual forma realizar el mismo procedimiento y solicitar la impresión de una constancia que conste que no existe en el sistema, la cual estará como opción en la página por medio de sus opciones.

El comprobante que imprimirás de la máquina debes llevarlo a una agencia de trámites de este tipo dentro o fuera del territorio sin importar que se trate del mismo estado, cuidad o país. Allí deberá entregarlo y realizar los pasos guiados por la persona asignada.

Es indispensable que a su vez acompañe el recibo con el certificado de nacimiento y también con cualquier otro documento que pueda ser usado para verificar la identidad.

Cuando por algún motivo no puede ir personalmente deberá autorizar a alguna persona del núcleo familiar para que lo realice sin importar que sea del mismo estado, pero sí que tenga un grado de consanguinidad verificable por medio de sus documentos de identificación.

De igual forma, la persona autorizada tendrá que acudir con los requisitos del solicitante su identificación propia para poder constatar que en realidad se trata de un familiar.